Ampollas salvadoras

La ampolla es un cosmético que sirve para lucir una piel sana más rápidamente, previniendo o revirtiendo, los signos de la edad o de agresores externos. Es el producto de acción más rápida, gracias a tener la mayor concentración de un activo específico, con una textura muy ligera y el menor peso molecular, permitiendo así, una acción más profunda e instantánea, que cualquier otro producto cosmético.


Además, para que sea tolerable, se envasa en una ampolla, porque es un medio estéril de envasado, y así no se tienen que añadir conservantes en la fórmula. Eso sí, al ser pura la fórmula, no permite tener larga durabilidad, por eso, las ampollas son formatos monodosis. Una ampolla, una vez abierta, dura como máximo en la nevera 48 horas, y sirve para 2 aplicaciones. De todos, modos, se aconseja utilizarla 1 vez al día, por lo tanto, tardas 24h en gastarla.


Cierto es que sirven para un maquillaje cuidado antes de un evento (boda, celebración cumpleaños, comida familiar, reunión de negocios, etc), es el mejor producto para preparar la piel antes de maquillarse. Pero también se pueden utilizar a diario como cura intensiva de 1 mes, como sustitutivo del serum en pieles jovenes o como previo al serum en pieles maduras. No tan sólo influye la edad para saber cómo combinarlas con el resto de productos, sino también las necesidades y tipología de piel, así que mejor, preguntar a tu farmacéutico, cuando quieras iniciar el uso de ampollas, porqué te guiará, y así sabrás qué productos debes de continuar utilizando o cuáles ya no tienen sentido.



En general, una piel joven después de una buena limpieza, sólo debe de utilizar la ampolla, sin necesidad de aplicar un serum después, directamente puede utilizar su crema solar hidratante por la mañana. Eso no quiere decir que una piel joven no pueda utilizar un serum, a veces es necesario, pero no necesitará combinar ampolla con serum, utilizará uno u otro. Por el contrario, hay pieles maduras, que sí que necesitan combinar la ampolla con el serum.


Hay muchos tipos de ampollas, para cada necesidad: calmar, tonificar, aportar vitaminas, tratar l acné, la flacidez, evitarn la oxidación, y lo mejor es que se pueden combinar entre sí, si necesitamos cubrir más de una necesidad. Antes de aplicarlas la piel tiene que estar limpia y su pH equilibrado con un tónico que reconstituya el manto ácido de la piel y mejore la penetración de los principios activos.


No te pierdas el vídeo de cómo aplicar una ampolla en nuestro instagram @smartcarepf.





Entradas Recientes

Ver todo